Costa Rica: recursos humanos y participación de la comunidad en los servicios de salud en el medio rural

11  Download (0)

Full text

(1)

Bol Of Sanit Panam 84(l). 1978

COSTA RICA: RECURSOS HUMANOS Y PARTICIPACION

DE LA

COMUNIDAD

EN LOS SERVICIOS DE SALUD EN EL MEDIO

RURAL’

Dr. Hugo Villegas2

Costa Rica ha f$ado como meta para fines del decenio lograr una cobertura del 100% de la población rural. El Programa de Salud para Comunidades Rurales es el instrumento para alcanzar ese objetivo. El articulo sintetiza los objetivos, organización y activi- dades del Programa y se concentra en el tema de la participación de la comunidad y en la descripción del personal que trabaja en las zonas rurales: personal auxiliar del servicio de salud (auxiliar de enfermería y asistente de salud rurafi y miembros de la comu- nidad que realizan actividades de salud (colaborador voluntario y promotor de salud). Es dable destacar que las actividades de organización de la comunidad se han canalizado hasta ahora a través de la Dirección Nacional de Desarrollo de la Comunidad del Ministerio de Gobernación.

Introducción una política de salud que concedió prioridad

Costa Rica ha estructurado un Plan Na- a los programas de penetración en las zonas cional de Salud que tiene como meta funda- rurales y la ligazón de esta política con los mental alcanzar la cobertura total de la po- planes de mejoramiento económico y socia1 blación a fines del presente decenio. En las de la población, con el propósito de conseguir etapas iniciales de este plan se ha otorgado soluciones integrales a los problemas del prioridad al medio rural disperso, con alto

medio rural

grado de marginalidad del desarrollo na- Al examinarse los factores que podían hacer

cional. El Programa de Salud para Comuni- practicable el Programa, se consideró la via- dades Rurales, que es el instrumento para bilidad desde el punto de vista político, técnico el cumplimiento de esta prioridad, se inició y administrativo. A esto se sumó la observa- en 1973. Hacia 1977 se espera alcanzar el ción del grado de coherencia del Programa con el Plan Nacional de Desarrollo Econó- 80% de la población de este sector, y hacia

fines del decenio, la cobertura total del medio mico y Social (1974-1978), el Plan Nacional

rural. de Salud (1974-1980) y otros planes sectoriales

El Programa es el eje fundamental de apoyo de desarrollo. Asimismo, se analizó la asis- para la ejecución del Plan Nacional de De- tencia internacional que recibe el país en el sarrollo Social y Asignaciones Familiares que campo de la prestación de servicios de salud

se cumple desde 1974. en el medio rural, con el propósito de fijar

La formulación y puesta en marcha del las bases de convenios con organismos inter- programa de extensión de cobertura de ser- nacionales y con otros países. Posteriormente, vicios de salud se basó en dos elementos: el estudio conjunto con los representantes de los organismos internacionales permitió

t Este artículo complementa la información presentada en “Ex- redimensionar la asistencia y canalizarla tensión de la cobertura de salud en Costa Rica”, del mismo

autor, que se publicó en el Boktin de diciembre de 1977 (Val. hacia aquellos sectores en los que el país no 83, No. 6, págs. 537-544).

2Consultor, Desarrollo de Servicios de Salud, OPSIOMS, disponía de recursos o estos eran insuficientes.

Costa Rica. De allí surgieron las bases fundamentales

(2)

14 BOLETIN DE LA OFICINA SANITARIA PANAMERICANA 9 Enero 1978

para los convenios de colaboración celebra- dos con OPWOMS, UNICEF, PNUD, CARE y AID.

Finalmente, el estudio comparativo de costos por persona/año a nivel nacional, y del porcentaje de la población que habría de beneficiarse en el nivel primario de aten- ción llevó a la conclusión de que el costo promedio del programa rural era, aproxima- damente, un décimo de los costos obtenidos para todo el país.

Sobre la base del análisis de los elementos mencionados se llegó a la decisión de apoyar la puesta en marcha de los programas de extensión de la cobertura que habrían de producir importantes cambios favorables en la población rural, en el nivel de salud y en las expectativas de vida compatibles con el desarrollo del país. El Programa de Salud para Comunidades Rurales fue producto de esta decisión.

Objetivos y componentes del Programa

A los fines de su cumplimiento y evaluación, el Programa de Salud para Comunidades Rurales se ha estructurado sobre la base de dos programas de trabajo: uno de mediano plazo que abarca el período 1974-1980, y otro de corto plazo o anual para 1976.

El marco general para el programa anual está dado por el programa de mediano plazo y las normas que señalan las diversas unida- des técnicas del Ministerio de Salud, las cuales precisan las actividades y tareas que es necesario realizar en el nivel periférico de acción.

Los objetivos básicos del Programa de Salud para Comunidades Rurales son los siguientes:

0 Proporcionar servicios integrales a la pobla- ción, mediante la utilización de técnicas y pro- cedimientos de fácil aplicación por personal auxi- liar, debidamente adiestrado y supervisado, con el apoyo permanente de los otros niveles de atención del sistema de salud.

l Conseguir la participación eficaz de la comu-

nidad en las acciones del Programa.

l Apoyar las actividades que se ejecutan en el

país en beneficio de la población rural, con el fin de conseguir un desarrollo integral.

* Apoyar las actividades de salud de los pro- gramas nacionales, sobre todo en relación con el control de las enfermedades transmisibles.

* Utilizar el programa como medio de capaci- tación para el personal profesional y técnico.

Para lograr estos objetivos el Programa cumple las siguientes actividades: servicios a las personas (control de enfermedades transmisibles, salud maternoinfantil, planifi- cación de la familia, primeros auxilios y refe- rencia de pacientes), saneamiento ambiental y servicios de apoyo (educación para la salud, organización de la comunidad y sistemas de información). Además, el Programa posee

una infraestructura administrativa y recursos humanos, físicos y financieros.

Organización y método de trabaio

Desde el punto de vista administrativo, el Programa está organizado sobre la base de la coordinación de los niveles central, re- gional y local. Su unidad de acción es el área de salud rural.

El nivel central tiene funciones normativas, de coordinación intra y extrasectorial, control de actividades y evaluación de resultados. Asimismo, tiene a su cargo la formación de personal y el establecimiento del sistema de información de todos los niveles jerárquicos del sistema de salud y de los organismos participantes en el Programa.

(3)

Villegas l SERVICIOS DE SALUD EN EL MEDIO RURAL 15

tenimiento de un sistema de información capaz de permitir el análisis de lo ejecutado y sus discrepancias con lo programado. Sin embargo, la insuficiencia de estas condiciones a nivel regional no fue motivo de postergación de la puesta en marcha del programa de ex- tensión de la cobertura al medio rural, ya que se consideró que el Departamento de Salud Rural podía colaborar muy estrechamente en las etapas iniciales para montar los elementos que hicieran factible la autonomía regional en el plazo más corto.

El nivel local, encargado de la ejecución de las acciones programadas, está estructu- rado de manera radiada, de tal forma que un centro de salud o un hospital periférico actúan como cabecera del sistema, del cual depen- den los establecimientos encargados del cum- plimiento de las actividades. El estableci- miento base tiene a su cargo la programación del área de salud rural. Las áreas están cons- tituidas por un conjunto de localidades o centros poblados que se encuentran relacio- nados por vías de comunicación y por vín- culos comerciales, sociales o de producción, y constituyen una unidad de programación de actividades de atención básica. El tamaño del área se establece también de acuerdo con la capacidad que tiene el personal de salud para recorrerlo periódicamente.

Desde el punto de vista de la atención, la actividad del Programa se centra en el nivel de los puestos de salud o nivel primario (1), y de centros de salud o de atención médica general (II). El nivel 1 está estrechamente conectado al nivel II, sobre todo porque este es el responsable de la programación de todas las actividades que cumplen las áreas de salud rural, así como del apoyo de la consulta médica, la supervisión y el control periódico de los avances logrados; a su vez, debe re- cibir a los pacientes referidos desde los pues- tos de salud y, a la inversa, indicar el segui- miento y control de casos a nivel domici- liario en las áreas de salud rural. Con los niveles de atención especializada (III) y de alta especialización (IV) los contactos son

esporádicos, y casi siempre por referencia del nivel de centros de salud (II).

En cada área de salud rural se selecciona una localidad que sirve como base de opera- ciones donde se instala un puesto de salud. En estos puestos actúa personal auxiliar el cual cuenta con equipo mínimo para la aten- ción de primeros auxilios y el cumplimiento de acciones básicas de salud. Personal pro- fesional médico y de enfermería, que realiza labores de atención de pacientes y de super- visión del personal auxiliar, visita los puestos periódicamente. Existen unidades móviles, dotadas de médico y personal auxiliar, que en algunas regiones del país brindan apoyo a los puestos de salud mediante consultas generales y de planificación familiar, en visitas periódicas.

(4)

16 BOLETIN DE LA OFICINA SANITARIA PANAMERICANA * Enero 1978

cisas de control de las actividades, informa- ción de la supervisión y evaluación de resul- tados; otro objetivo del sistema es que los organismos integrantes del Programa conoz- can los progresos y puedan tomar las deci- siones más convenientes para mejorar su par- ticipación.

Recursos humanos

Las áreas de trabajo son atendidas por personal auxiliar del servicio de salud (auxi- liares de enfermerfa y asistentes de salud rural); colaboran con ellos miembros de la comunidad que realizan actividades de salud (colaboradores voluntarios y promotores de salud). La utilización de ambos tipos de per- sonal está condicionada al adiestramiento y a su incorporación al sistema de salud para desempeñar funciones en el nivel primario de atención.

El auxiliar de enfermería cumple mayor número de acciones en salud maternoinfantil y atención directa a la población en el puesto de salud en relación con primeros auxilios en emergencias, enfermedades comunes, control de desnutrición y problemas crónicos. Trabaja fundamentalmente a nivel de la localidad sede del puesto de salud y las localidades circunvecinas (con un radio de acción no mayor de cinco kilómetros).

El asistente de salud rural tiene mayor campo de acción en saneamiento básico del medio y en el control de enfermedades trans- misibles; cumple su tarea en las localidades más alejadas de los puestos de salud. Es un nuevo trabajador en la prestación de ser- vicios, y la experiencia ha mostrado que, bajo supervisión directa, cumple exitosamente su labor, a plena satisfacción de los directivos del sistema de salud. Tiene gran capacidad de adaptación al campo, es multifacético en sus acciones y aceptado plenamente por las comunidades. No depende del auxiliar de enfermerfa.

El personal tiene definida su situación legal como parte del equipo de salud y está sometido a las atribuciones y responsabilida-

des del sistema. El reglamento de personal del Ministerio de Salud es el instrumento normativo en cuanto a derechos y deberes.

Es importante señalar que en la distribu- ción de las tareas, el personal actúa como un equipo de salud en el cual cada integrante sabe lo que tiene que hacer y de qué manera recibe y brinda apoyo para alcanzar los obje- tivos. En las áreas donde se cuenta con líde- res comunitarios, de entre estos se seleccio- nan los colaboradores voluntarios y los pro- motores de salud.

El colaborador voluntario es una persona de la comunidad que se ofrece voluntaria- mente para recibir adiestramiento y respon- sabilizarse en la toma de muestras de sangre para la vigilancia epidemiológica de malaria. Realiza tratamientos presuntivos y participa en el seguimiento de casos tratados radical- mente. No recibe paga alguna.

El promotor de salud es un miembro de la comunidad que demuestra aptitud, capacidad e interés para asumir voluntariamente ciertas tareas específicas de salud, participando ac- tivamente en el fomento de las acciones del Programa. Este tipo de personal está adies- trado para estimular a grupos de voluntarios de la comunidad a apoyar las acciones que desarrolla el personal permanente y a reali- zar labores de fomento, ejecución de proyec- tos de producción local de alimentos y for- mación de cooperativas de producción y con- sumo, así como a orientar a la población hacia los centros de educación y nutrición. Asimismo, se les prepara para que ayuden a organizar mejor sus comunidades en situa- ciones de desastres.

(5)

Villegas l SERVICIOS DE SALUD EN EL MEDIO RURAL 17

mería del Ministerio de Salud; posterior- mente se les brinda apoyo para que realicen mejor su labor de atención de aquellos partos considerados normales por el médico y que han sido liberados mediante una autorización para que sean atendidos por la partera em- pírica. El control periódico de su labor se efectúa en el domicilio de la empírica y en el centro de salud donde es controlada por la enfermera profesional. La partera empírica recibe periódicamente material estéril y male- tines con equipo simplificado tipo UNICEF, elementos que contribuyen al mejoramiento de la atención.

La supervisión constituye uno de los ele- mentos de mayor importancia, no solo para garantizar la calidad de las tareas, sino para asegurar la continuidad del esfuerzo e intro- ducir los reajustes que se estimen necesarios mediante reprogramación, adiestramiento en servicio, y análisis constante de la marcha del Programa.

El Programa de Salud para Comunidades Rurales cuenta con dos tipos de personal de supervisión: uno de carácter técnico (mé- dicos, odontólogos, enfermeras) y otro de carácter administrativo (personal auxiliar de salud). La supervisión es periódica y se ajusta a un itinerario calendario, lo mismo que las visitas del personal de salud a los usuarios; la periodicidad asegura regularidad e igual- dad de oportunidades a todas las áreas de trabajo.

El supervisor administrativo, llamado jefe de sector es una persona adiestrada en labores de supervisión que tiene bajo su responsabili- dad de cinco a ocho áreas de salud y cuya formación básica es de auxiliar de enfermería o de asistente de salud rural. Se selecciona dentro del grupo de trabajadores que se ha destacado por su capacidad, desempefio, actitud de liderazgo y compenetración con los principios del Programa. Este tipo de super- visor es valioso porque conoce en profundi- dad las tareas que se efectúan en los puestos de salud; además, su formación se comple- menta con cursillos de orientación en super- visión, dinámica de grupos, organización

comunal y desarrollo rural. La supervisión administrativa garantiza que las áreas de trabajo estén suficiente y oportunamente abastecidas, que se cumplan los itinerarios calendario y el plan de actividades a cargo de cada uno de los funcionarios y, a la vez, sirve de nexo entre las áreas y los estableci- mientos, organismos y funcionarios con ámbito mayor que el de un área de trabajo.

La supervisión técnica está a cargo del personal médico y de enfermerla que visita periódicamente los puestos de salud, así como del personal profesional de otros pro- gramas que se desarrollan conjuntamente. Este tipo de supervisión está orientado a garantizar la calidad de los servicios que se prestan a la población. El personal de la región donde se lleva a cabo el Programa-

llamada Región Programática-realiza su-

pervisiones directas o indirectas con el per- sonal del establecimiento base; conducta similar adopta el personal del nivel central. La supervisión escalonada tiene siempre un propósito docente y de valoración de los avances logrados.

Selección del personal

La selección de los candidatos que deben cumplir funciones en el Programa de Salud para Comunidades Rurales es objeto de es- pecial atención. En primer lugar se lleva a cabo una campaña de divulgación con el pro- pósito de reunir la mayor cantidad de candi- datos y se informa a las comunidades sobre los requisitos exigidos a fin de que, si deciden proponer a determinadas personas, estas posean las mejores condiciones. Si bien se da preferencia a los candidatos que proceden de programas similares o que han tenido ex- periencia en trabajos de penetración rural, en todos los casos la selección se basa en la revisión de antecedentes, examen de salud, entrevista con los responsables del adiestra- miento y exámenes orales y escritos sobre conocimientos básicos. El grupo docente realiza la selección final.

(6)

18 BOLETIN DE LA OFICINA SANITARIA PANAMERICANA l Enero 1978

tienen el propósito de asegurar eficiencia en el trabajo y que se mantengan buenas rela- ciones con la comunidad. Para ello, el candi- dato debe residir permanentemente en el lugar de trabajo; haber cursado hasta 9O grado y cumplido 18 años, ser aceptado por la comunidad, así como tener habilidad para comunicarse con la población y capacidad para actuar como agente de cambio. En cuanto al sexo de los candidatos, su selección depende de las necesidades del Programa y de las pautas socioculturales de la población. Los asistentes son hombres en su casi totali- dad. Entre los auxiliares de enfermería pre- dominan las mujeres.

Formación del personal

Los cursos para auxiliares de enfermería y asistentes de salud rural se realizan a nivel del Ministerio de Salud y los cursillos que siguen los promotores de salud se efectúan a nivel de los puestos de salud. El Gobierno proporciona los recursos necesarios para cubrir los gastos docentes, de material y de equipo; UNICEF y AID facilitan los fondos para estipendios de los alumnos durante los cursos. La comunidad contribuye con locales, mobiliario y, a veces, alojamiento.

Los cursos están organizados sobre la base de actividades y tareas programadas. Siendo cursos de orientación práctica, se procura reproducir las condiciones que encontrarán los alumnos en la etapa posterior. A esos efectos se dispone de manuales, folletos, guías, ayudas audiovisuales y otros materiales que luego se utilizarán en el trabajo de campo. El número de alumnos por curso varía de 25 a 40, según haya sido la respuesta a la campaña de información previa a la selección de candidatos.

Los auxiliares de enfermería siguen un curso básico de 48 semanas (ll meses) en la Escuela de Auxiliares de Enfermería y poste- riormente, al concluir los estudios, comple- mentan su formación con una permanencia de tres semanas de práctica en puestos de salud y dos semanas dedicadas a adquirir

PROGRAMA DE CAPACITACION DE PROMOTORES DE SALUD EN AREAS DE

SALUD RURAL

l Trabajo de grupos: comunicación, toma de

jecisiones en grupos.

* Análisis de los problemas nacionales y locales en el campo de la salud.

0 Conocimiento del Programa de Salud paca Comunidades Rurales.

0 Enfermedades pcevenibles por vacunación. Vacunas, participación en campañas de vacu- nación.

l Nutrición y desnutrición: alimentación

adecuada según la edad; producción local de alimentos (granjas y huertos comunales, esco- laces y caseros).

l Prevención de accidentes en el hogar;

cómo guardar herramientas; plaguicidas y tóxicos, protección de caídas en pozos, etc.

l Cómo actuar en situaciones de emergencia

paca procurar primeros auxilios. Atención de pacientes mordidos por animales. Transporte de heridos.

* Importancia de la erradicación de la ma- lacia: participación de los líderes comunales en la vigilancia epidemiológica.

l Participación de los comités de desarrollo

comunal en la consulta médica en los puestos de salud.

l Participación en las acciones de sanea-

miento ambiental (abastecimiento de agua, pozos, bombas, letrinas; mejoramiento de vivienda; control de alimentos).

* Organización de la comunidad en caso de desastres naturales (terremotos, inundaciones, huracanes, erupciones volcánicas, etc.).

conocimientos sobre el programa donde luego trabajarán.

(7)

Villegas l SERVICIOS DE SALUD EN EL MEDIO RURAL 19

la comunidad y procedimientos administra- tivos). Los estudiantes graduados realizan 70 horas de práctica final en puestos de salud, requisito sin el cual no pueden estar a cargo de un área de salud. Además, durante los primeros meses de trabajo reciben frecuentes visitas de parte del personal de enfermería del Departamento de Salud Rural y de la Región Programática, con el propósito de continuar el adiestramiento en servicio. Se considera que este adiestramiento y la super- visión sistemática son elementos fundamen- tales para lograr un personal de buena cali- dad.

Los promotores de salud que, como ya se dijo, son líderes comunitarios preparados para tareas especificas en el Programa, siguen un cursillo de orientación de una se- mana (40 horas) de duración. En los cursillos participa personal del Departamento de Salud Rural, Región Programática, Ministe- rio de Agricultura, Dirección Nacional de Desarrollo Comunal, Asistentes de Salud Rural, Auxiliares de Enfermería, y otros que a nivel local puedan aportar conocimientos y experiencias. La variedad de procedencia y formación del personal docente tiene el pro- pósito de proporcionar un enfoque multi- sectorial a la enseñanza.

Los estudios seguidos se reconocen oficial- mente; al finalizar los cursos, los graduados auxiliares de enfermería y asistentes de salud rural reciben su certificado de estudios y los promotores de salud, una constancia de asistencia.

Participación de la comunidad

Lograr que los usuarios de un programa de desarrollo participen como elementos activos generadores de servicios y no como simples beneficiarios debe ser objetivo de una política que trate de producir cambios signi- ficativos en la vida de los pueblos. Al mismo tiempo, es el instrumento que impulsa esos cambios. El Programa de Salud para Comu- nidades Rurales contempla y fomenta esa participación.

Es dable destacar que el Ministerio de

Salud coordina las actividades en el campo de la organización de la población para el desa- rrollo integral mediante la Dirección Nacional de Desarrollo de la Comunidad (DINADECO) del Ministerio de Gobernación, que tiene promotores destacados en el medio rural.3 En una primera etapa se espera lograr un pro- medio de un promotor por cada dos áreas de salud rural. La función de los promotores de DINADECO, junto con el personal del Pro- grama de Salud para Comunidades Rurales, es organizar las comunidades para que aborden los problemas del desarrollo.

En una primera etapa se crean los Comités de Desarrollo Integral (CDI) que al cabo de tres meses de trabajo forman las Asociaciones de Desarrollo Integral (ADI). Las ADI se constituyen por el voto de 100 miembros, por lo menos, de una o varias comunidades liga- das por razones de proximidad, problemas comunes 0 por pertenecer a una misma unidad politicoadministrativa y territorial. Las Asociaciones adquieren personería jurídica que les da acceso a una parte proporcional del 2.25% del impuesto a la renta para los programas comunales. También les posi- bilita la obtención de préstamos del Sistema Bancario Nacional y de la Agencia para el Desarrollo Internacional, así como la recep ción de donaciones y el manejo de fondos pro- cedentes de actividades propias (rifas, festi- vales, cooperativas de producción, etc.).

La participación de la comunidad adquiere gran importancia en las etapas iniciales de organización del programa a nivel local, no solo en la construcción de puestos de salud sino en la divulgación de las ventajas que habrán de conseguir los pobladores por medio de las acciones del programa. Cuando en el punto de partida se aplica la encuesta de situación de la comunidad, los representantes discuten los resultados y de ese intercambio pueden surgir compromisos de participación más activa en la etapa de ejecución. La con- tribución de las comunidades se concreta,

(8)

20 BOLETIN DE LA OFICINA SANITARIA PANAMERICANA - Enero 1978

básicamente, en la programación de activi- dades y en la provisión de materiales y mano de obra. Por ejemplo, las comunidades pro- porcionan el mobiliario que se requiere para el puesto de salud de acuerdo con los diseños preparados por el personal del Programa, así como el combustible para los refrigeradores de kerosene y las cocinillas para desinfección de material. En algunas áreas contribuyen permanentemente con el forraje para los caballos. Ocasionalmente la contribución se materializa en la compra de algunos medica- mentos que no se proveen habitualmente a los puestos de salud pero que el médico prescribe en las visitas periódicas. A veces también es necesario proveer jeringas dese- chables, lámparas, monturas para caballos y otros materiales que se requieren en los puestos.

Las comunidades suelen participar igual- mente en las reuniones periódicas con el personal de campo para analizar la marcha del programa y determinar las formas de mejorar constantemente los resultados que se obtienen. Existe una relación estrecha entre los directivos de las Asociaciones de Desarrollo Integral y el personal del Programa, no solo para realizar acciones de salud sino todas aquellas que produzcan una elevación del nivel de desarrollo social y económico de las comunidades. En la programación de actividades se destinan unas horas al final de la semana para que se reúnan directivos y personal de salud.

El personal que trabaja en el Programa, el tipo de actividades que realiza, así como la residencia permanente en las zonas rurales fomentan la participación de la comunidad que se ve representada por aquel. Ambos elementos se complementan y constituyen las bases del Programa de Salud para Comuni- dades Rurales de Costa Rica que procura dar una solución integral a los problemas seculares de la pobreza y la enfermedad.

Resumen

El Programa de Salud para Comunidades

Rurales es el instrumento para lograr una cobertura del 100% de la población rural, meta establecida por Costa Rica para el presente decenio.

El Programa está organizado administra- tivamente sobre la base de la coordinación de los niveles central, regional y local. Desde el punto de vista de la atención, la actividad se centra en el nivel de los puestos de salud, nivel primario (I), y de centros de salud o de atención médica general (II). La unidad de programación de actividades de atención básica es el area de salud rural constituida por un conjunto de poblados relacionados por vías de comunicación y por vínculos so- cioeconómicos.

Las áreas de trabajo son atendidas por personal auxiliar del servicio de salud (auxi- liares de enfermería y asistentes de salud rural); colaboran con él miembros de la comunidad que realizan actividades de salud (colaboradores voluntarios y promotores de salud).

El auxiliar de enfermerla-que ha seguido un curso de adiestramiento de 48 semanas de duración-atiende a la población en el puesto de salud y localidades circunvecinas: primeros auxilios, enfermedades comunes, control de desnutrición y problemas crónicos.

El asistente de salud rural actúa en sanea- miento básico del medio y en el control de enfermedades transmisibles; su campo de acción son las localidades más alejadas de los puestos de salud. Su adiestramiento dura 21 semanas.

El colaborador voluntario es un miembro de la comunidad que participa en actividades de vigilancia epidemiológica de malaria.

El promotor de salud se adiestra durante una semana para desarrollar habilidades y aptitudes necesarias para trabajar en grupos y fomentar la actividad de voluntarios.

El Programa cuenta con dos tipos de per- sonal de supervisión: uno de carácter técnico (médicos, odontólogos, enfermeras) y otro de carácter administrativo (personal auxiliar de salud).

(9)

Villegas l SERVICIOS DE SALUD EN FL MEDIO RURAL 21

determinados requisitos cuyo propósito es asegurar eficiencia y buenas relaciones con la comunidad. Cumplido esto, el candidato se somete a exámenes y entrevistas que determi- nan su admisión a los cursos, todos los cuales incluyen un período de práctica en el campo. Existen organismos oficiales encargados de fomentar la participación de la comunidad. El Ministerio de Salud coordina las activida- des de la organización de los pobladores mediante la Dirección Nacional de Desarrollo de la Comunidad (DINADECO) del Ministe-

rio de Gobernación. Los promotores de DINADECO con el personal del Programa fomentan la creación de Comités de Desa- rrollo Integral que, al cabo de tres meses de trabajo, forman las Asociaciones de Desa- rrollo Integral (ADI). Las ADI adquieren personería jurídica que les da acceso a un porcentaje del impuesto a la renta y a los créditos oficiales e internacionales. La parti- cipación de la comunidad se concreta, básica- mente, en programación de actividades y pro- visión de mano de obra y materiales. 0

Costa Rica: Human resources and community participation in rural health services (Summary)

The Rural Community Health Program is the means by which Costa Rica proposes to attain 100 per cent coverage of the rural population-a goal that has been set for the current decade.

Administratively, the Program is based on coordination of the central, regional, and local levels. Care itself is provided at the primary leve1 (1) in health posts and in the health and general medical care centers (II). The primary care pro- gramming unit is based in the rural health area, which consists of a group of settlements linked by roads and socioeconomic ties.

The work areas are manned by auxiliary health service personnel (nursing auxiliaries and rural health assistants) with the cooperation of com- munity members who engage in health activities (voluntary workers and healrh promoters).

The nursing auxiliary-who has completed a 4%week training course-serves the public in the health post and nearby places, providing first aid and dealing with common diseases, malnu- trition, and chronic problems.

The rural health assistant, who has had 21 weeks of training, deals with basic environmental sanitation and communicable disease control and works with the population located in areas more remote from the healths posts.

The voluntary worker is a member of the com- munity who participates in the epidemiologic sur- veillance of malaria.

The health promoter receives one week of train- iug to develop the abilities and aptitudes needed to work with groups and promote voluntary activity.

The Program has two kinds of supervisory staff: technical (physicians, dentists, and nurses) and administrative (auxiliary health personnel).

The personnel of the Program must meet certain requirements designed to ensure efficiency and good community relations. Once these are met, the candidate is given tests and interviews to determine whether he may be admitted to the courses, al1 of inrhich include a period of practica1 work in the field.

Government agencies have been established to foster community participation. The Ministry of Health coordinates activities aimed at organizing local communities through the National Com- munity Development Administration (DINADECO) within the Ministry of Government. DINADECO and Rural Community Health Program personnel encourage the creation of coordinated develop- ment communities which, in the course of three months, form coordinated development associa- tions. These associations are legal entities, which qualifies them to receive a percentage of income tax revenues as well as national and international loans.

(10)

22 BOLETIN DE LA OFICINA SANITARIA PANAMERICANA l Enero 1978

Costa Rica: Recursos humanos e partic¡paCão comunitária nos servisos de saúde rural (Resumo)

Para alcancar sua meta de proporcionar cober- tura a 100% da populacão rural ainda na presente década, a Costa Rica vale-se do Programa de Saúde para Comunidades Rurais.

A organizacáo administrativa do Programa baseia-se na coordenacáo dos nfveis central, re- gional e local. Do ponto de vista do atendimento, a atividade centraliza-se no nivel primario dos postos de safide (1) e no nivel de centros de saúde e atencão médica geral (II). A Unidade de programa@0 de atividades de atendimento básico é a área de saúde rural formada por um conjunto de povoacdes interligadas por nexos de comunicacáo e vfnculos sócio-econamicos.

As áreas de trabalho sáo atendidas por pessoal auxiliar de saúde (auxiliares de enfermagem e assistentes de satíde rural), em colaborcáo com membros da comunidade empenhados em ativi- dades de saúde (voluntários e promotores de sairde). 0 auxiliar de enfermagem-após completar um treinamento de 48 semanas de duracáo-atende pacientes no posto de saúde e em localidades cir- cunvizinhas, prestando servicos em matéria de socorros de urgéncia, doencas comuns, controle da desnutricáo e problemas crônicos.

0 assistente de saúde rural atua em saneamento ambiental básico e no controle de doencas trans- missíveis. Seu campo de acáo estende-se às locali- dades mais distantes dos postos de satíde. Seu treinamento dura 21 semanas.

0 colaborador voluntário é membro da comuni- dade e participa das atividades de vigilância epi- demiológica da malária.

0 promotor de saúde é treinado durante urna semana a fim de desenvolver aptidões necessárias para o trabalho em grupo e a promocáo da ativi- dade de voluntários.

Há no Programa dois tipos de pessoal de super- visáo: o técnico (médicos, dentistas, enfermeiras) e o administrativo (pessoal auxiliar de saúde).

0 pessoal do Programa deve satisfazer deter- minados requisitos, com o propósito de assegurar a eficiencia e o bom relacionamento com a comuni- dade. Isso feito, o candidato submete-se a exames e entrevistas que determinam sua admissáo aos cursos, todos os quais incluem um periodo de prá- tica de campo.

Cabe a órgáos oficiais o fomento da participacáo da comunidade. 0 Ministério da Saúde coordena as atividades de organizacáo dos moradores por intermédio da Diretoria Nacional de Desen- volvimento da Comunidade (DINADECO), do Ministério de Governo. Em conjunto com o pessoal do Programa, os promotores da DINADECO fomentam a criacáo de Comitês de Desenvolvi- mento Integral, os quais, ao cabo de três meses de trabalho, formam Associa@& de Desenvolvi- mento Integral (ADI). Estas adquirem personali- dade juddica que lhes dá acesso a uma parcela das arrecada@& do imposto sobre a renda e a créditos oficiais e internacionais.

A participacáo da comunidade concretiza-se basicamente em programacoes de actividades e no fornecimento de máo-de-obra e materiais.

Costa Rica: Ressources humaines et participation de la communauté aux services ruraux de sant6 (Résumé)

Le programme de santé pour les communautés voies de communications et des liens socio-écono- rurales est I’instrument par lequel le Costa Rica miques.

compte atteindre son objectif de la présente dé- Les travaux sont suivis par le personnel auxiliaire cennie, qui d’assurer une couverture totale de la du service de santé (auxiliaries d’infirmerie et population rurale. assistants de sant& rurale); ce personnel est assisté Administrativement, ce programme est organisé de membres de la communauté (collaborateurs sur la base d’une coordination des niveaux central, bénévoles et promoteurs d’activités de santé). régional et local. Pour les soins, I’activité se con- L’auxiliaire d’infiimerie-qui a suivi un stage de centre au niveau des postes de santé, niveau pri- 48 semaines-dispense des soins à la populations maire (1) et des centres de santé et de soins de du poste de santé des localités voisines: soins pri- médicine générale (II). L’unité choisie pour la maires, maladies courantes, lutte centre la malnu- programmation des activités en ce qui concerne les trition et problemes chroniques.

(11)

Villegas 9 SERVICIOS DE SALUD EN EL MEDIO RURAL 23

transmissibles; il exerce son action sur les localités les plus reculées des postes de santé. Sa formation dure 21 semaines.

Le collaborateur bénévole est un membre de la communauté qui participe à des activités de sur- veillance épidémiologique du paludisme.

Le promoteur des activités de santé effectue un stage d’une semaine au cours duque1 il acquiert les aptitudes nécessaires pour travailler en groupes et promouvoir les activités des collaborateurs bén6voles.

Le programme comprend deux catégories de personnel de supervision: un personnel technique (médecins, odontologistes, infirmières) et un per- sonnel administratif(personne1 auxiliaire de santé). Le personnel qui participe à ce programme doit répondre à certaines exigences qui ont pour but d’assurer l’efficacité et de bonnes relations au sein de la communauté. Ces conditions remplies, le candidat doit se soumettre à des examens et

entrevues qui décident de son admission aux cours, qui tous comprennent une période de formation partique sur le terrain.

Il existe des organismes officiels chargés de dé- velopper la participation de la communauté. Le Ministère de la santé coordonne les activités de I’organisation des animateurs ruraux par I’entre- mise de la Direction nationale du développement communautaire (DINADECO). Les agents de la DINADECO, aidés du personnel chargé de l’exécu- tion du programme, établissent des comités de développement intégral qui, au terme de trois mois de travail, constituent les associations de développe- ment intégral (ADI). Les ADI acquièrent une per- sonnalité juridique qui leur donne accés à un cer- tain pourcentage de l’impôt sur le revenu et des crédits publics et intemationaux.

La participation de la communauté prend essen- tiellement la forme d’un programme d’activités et d’une foumiture de main-d’oeuvre et de matériaux.

DIA MUNDIAL DE LA LEPRA

Todos los anos se celebra el Día Mundial de la Lepra. El 29 de enero de 1978 es la fecha fijada para conmemorar por vigesimo- quinta vez este acontecimiento.. Así lo anunció la Ameritan Leprosy Missions (ALM), la agencia más grande y antigua dedicada a la lucha contra esta enfermedad.

El Día Mundial de la Lepra se celebra en más de 100 países y en esta ocasión gobiernos, organismos voluntarios, grupos religio- sos y otras entidades presentan ante el mundo las necesidades de los enfermos de lepra.

La ALM dedica sus esfuerzos a la investigación y control de la enfermedad, el tratamiento y rehabilitación de los enfermos, y presta servicios sociales y apoyo espiritual a través de organismos colaboradores en países donde prevalece la enfermedad. En la actualidad la ALM financia la labor que se realiza en 20 países que incluyen más de 500 hospitales, dispensarios, clínicas, y equipos móviles que sirven en las zonas rurales.

Para mayor información, la Ameritan Lcprosy Missions ha preparado material especial sobre lepra y el Día Mundial de la Lepra para distribuir gratuitamente a los interesados. Dirijase a: Ameritan Leprosy Missions, 1262 Broad Street, Bloomfield, NJ. 07003, U.S.A.

Figure

Updating...

References