Trabajo Social en la Escuela

Top PDF Trabajo Social en la Escuela:

LA ESCUELA SECUNDARIA OBLIGATORIA EN ARGENTINA: ENTRE EL DERECHO Y LA CONTENCIÓN SOCIAL

LA ESCUELA SECUNDARIA OBLIGATORIA EN ARGENTINA: ENTRE EL DERECHO Y LA CONTENCIÓN SOCIAL

En el presente trabajo sostenemos que la baja escolaridad del nivel medio alcanzado en Argentina, más allá de la nueva normativa obligatoria, obedece a la pobreza estructural que padecen los sectores populares, debido a la avaricia del capital. En los últimos años, la bonanza económica por los mejores precios de las exportaciones de productos primarios no revertió en un mayor nivel de vida del conjunto de la población. El potencial de la revolución tecnológica en curso no sirvió para la redistribución, en términos históricos, civilizatorios, del trabajo en toda la población con menos horas de jornada laboral. Ambos factores han sido aprovechados por los grandes capitalistas para una mayor concentración, aumentado sus riquezas, mientras se generó mayor precarización laboral, trabajo esclavo y desocupación estructural.
Mostrar mais

22 Ler mais

FACULTAD DE CIENCIAS SOCIALES ESCUELA DE TRABAJO SOCIAL

FACULTAD DE CIENCIAS SOCIALES ESCUELA DE TRABAJO SOCIAL

Solidaridad y compromiso social: todos los sectores sociales serán de interés para el quehacer de la Escuela de Trabajo Social; sin embargo, priorizaremos nuestra gestión hacia aquellos sectores cuyas condiciones de vida y de trabajo generan situaciones violatorias al pleno disfrute de sus derechos. Para lograrlo, construiremos conocimiento y acciones comprometidas con las realidades, necesidades, intereses y desafíos de estos actores sociales, desde una posición de promoción, defensa y exigibilidad de los derechos humanos, en pro de la equidad y la justicia social.
Mostrar mais

91 Ler mais

Horiz. antropol.  vol.3 número7

Horiz. antropol. vol.3 número7

sus libros de escuela ¿Quieres leer?, Un buen amigo, Trabajo, Vida y Progreso cuyas primeras ediciones se ubican entre 1894 y 1902, las que sirvieron para alfabetizar y desarrollar la capacidad lectora y analítica de varias generacio- nes uruguayas y argentinas, y cuya utilización llegó inclusive hasta mi época de escolar– y en 1890 fue enviado a Europa para que estudiara las soluciones dadas por diversos países de aquel continente a problemas pedagógicos que se detectaban en el medio nacional. Figueira aprovechó su estadía europea para efectuar estudios de Antropología en París y Berlín y para relacionarse con eru- ditos interesados en otras disciplinas sociales, en particular la Sociología –tam- bién rama del saber incipiente entonces– como Herbert Spencer en Inglaterra y Paolo Mantegazza en Italia. Vale la pena recordar que la Antropología de entonces en el continente europeo, era fundamentalmente Antropología Física, que seguía los lineamientos teóricos y metodológicos de Paul Broca y Armand de Quatrefages, con su preocupación por la medición craneana. Una rama de la Antropología de esos momentos se orientaba a la dilucidación de los rasgos fi sonómicos característicos de los criminales natos, impulsada por las preten- didas comprobaciones del italiano Cesare Lombroso. Casi puede afi rmarse que Figueira no recibió sin embargo una infl uencia con efectos deformante de esa Antropología; dice mucho de su perspectiva intelectual y de su instinto –por llamarlo de alguna manera– científi co, que contrapesara el rígido determinismo en que esas corrientes ponían a la cultura de la biología, procurando vincularse a un pensador tan importante dentro de las corrientes del evolucionismo social como fue Spencer. Vuelto a Montevideo, Figueira recibió del gobierno el encar- go de organizar la sección antropológica que integraría el aporte del Uruguay a la Exposición Histórico Americana de Madrid, hecha para celebrar el 4º cen- tenario del primer viaje colombino; fue entonces –en 1892, un año después del trabajo de Acevedo Díaz antes referido– que escribió Los primitivos habitantes del Uruguay, trabajo al que califi có de “ensayo paleoetnológico” que no sólo puede considerarse como el que funda la arqueología nacional, sino que es en esa materia pionero dentro del medio intelectual rioplatense.
Mostrar mais

26 Ler mais

Rev. katálysis  vol.9 número2

Rev. katálysis vol.9 número2

y trabajo en pequeños grupos, como forma de poder com- partir las experiencias, de debatir lo que acontecía en la profesión como en la sociedad, claro está, que esto se realizaba en un primer momento en una semi- clandestinidad y en sus propias casas. Fue en estos gru- pos donde germinó la idea y la necesidad de formar la Asociación de Asistentes Sociales de Rosario, teniendo como primer objetivo continuar con la capacitación y formación de los trabajadores sociales, y para ello se entendía que era indispensable la reapertura de la Escuela de Trabajo Social, que finalmente fue abierta en 1986, ya dentro de un gobierno democrático y no más adscripta a la universidad, sino plenamente en el ámbito de la universidad. La Asociación de Asistentes Sociales de Rosario fue fundada en 1980 (aunque desde 1978 venían trabajando), procurando articularse a nivel local con otras Asociaciones Profesionales, a nivel nacional con otras organizaciones de la categoría profesional e inclusive a nivel internacional, lo que posibilitó la realización de un curso de capacitación con colegas chilenos. Otro de los objetivos que se propuso esta Asociación fue crear el Colegio de Trabajadores Sociales de Rosario, encargado de fiscalizar el ejercicio profesional, que finalmente fue concretado en 1987.
Mostrar mais

8 Ler mais

ENSEÑAR EN LA ESCUELA SECUNDARIA. CONDICIONES DE TRABAJO EN LA ARGENTINA DE COMIENZOS DEL SIGLO XXI

ENSEÑAR EN LA ESCUELA SECUNDARIA. CONDICIONES DE TRABAJO EN LA ARGENTINA DE COMIENZOS DEL SIGLO XXI

Las estimaciones recién realizadas no contemplan al universo de docentes contratados por fuera de las regulaciones estatutarias, como ocurre en diversos programas lanzados por la cartera educativa nacional y los propios ministerios jurisdiccionales. Un ejemplo elocuente, que permite dimensionar el avance de la precarización laboral en el sector, lo constituye el del Plan de Finalización de Estudios Primarios y Secundarios – FiNes, impulsado –desde 2008- por el Ministerio de Educación de la Nación, en acuerdo con los ministerios provinciales, con la participación del Ministerio de Desarrollo Social y diversas organizaciones sociales. El propósito de este programa es, según lo establece la Res. CFE N° 66/08, promover la finalización de la escolaridad de jóvenes y adultos que no hayan iniciado o completado sus estudios primarios o secundarios en instituciones que no son necesariamente “escuelas” (ya que las clases se desarrollan en ámbitos como clubes de barrio, sedes de cooperativas, locales de organizaciones políticas o sindicatos, iglesias y casas de vecinos). Sólo por ilustrar con un ejemplo, hacia 2013, en la provincia de Buenos
Mostrar mais

25 Ler mais

Integracion de la escuela de enfermeria en la colectividad

Integracion de la escuela de enfermeria en la colectividad

(5) La elaboración del plan relativo al programa de estudios es un proceso continuo y lento y en el que debe participar todo el cuerpo docente, las estudiantes [r]

7 Ler mais

Cad. Pesqui.  vol.43 número148

Cad. Pesqui. vol.43 número148

Hemos llamado talleres interescuela a talleres que se realizan en la universidad y que están concebidos como un espacio de acompañamiento colectivo para todas las escuelas. Se pensó la realización de esta instancia de asesoría en un espacio distinto a la escuela, de modo a poder analizar en otro contexto la práctica docente. Los talleres están basados en una perspectiva de diálogo acerca de la práctica en función de ciertos temas utilizados para la reflexión grupal. Al igual que el trabajo que se realiza en las escuelas, es tomado como un momento en el cual se puede hacer un modelamiento de la estructura de la clase, metodología y organización del espacio. Es un momento de gran riqueza, en el que se permite analizar la práctica con un carácter “despersonalizado” y tomar distancia del quehacer docente. La instancia ha pasado a ser un momento en que se conceptualiza el accionar en el aula.
Mostrar mais

16 Ler mais

Competencias éticas en la práctica profesional de las/los trabajadoras/es sociales con personas mayores

Competencias éticas en la práctica profesional de las/los trabajadoras/es sociales con personas mayores

Reflexionando sobre las cuestiones éticas y el trabajo social, se podría decir que esta profesión, sellada por el gobierno portugués en 1939, se presentó como una actividad con objetivos de higiene, morales e intelectuales (decreto ley nº 30, 135, de 14 de diciembre de 1939). Con una misión «de extraordi- nario alcance y la influencia decisiva que las obreras del trabajo social tienen sobre los diversos medios en los que han de trabajar, especialmente entre las familias humildes, de cultura restringida y los más fácilmente influenciables», el gobierno asume «no desentenderse de la formación que se les da, para que nunca se desvíe del sentido humano, corporativo y cristiano». De esta misión resultaron directrices de comportamiento y valores profesionales asociados, por supuesto, a un proyecto ético de intervención funcional del estado que incorporó el estudio de la «cultura religiosa» y la «moral filosófica (indivi- dual y familiar) con encíclicas acerca de ello». Tanto en el pasado como en la actualidad, esta profesión se asoció con valores y principios, pero, hoy en día, la FIAS/FITS espera que sus miembros reflexionen sobre ellos. Recordemos que el trabajo social, como profesión, presupone «una relación con sujetos particulares en una estructura capitalista. Sin embargo, esa relación se hace también en contextos particulares, principalmente en instituciones donde hay contradicciones, inscribiéndose el propio trabajo social en esos conflictos y contradicciones» (Faleiros, 2014: 716-717). Con el telón de fondo de la com- plejidad de los fenómenos, el creciente aumento de problemas sociales en sus múltiples expresiones y el nuevo marco sociohistórico, económico y político denominado como crisis del Estado social (Serafim, 2004), el trabajo social necesita posicionarse reflexivamente «sobre las cuestiones éticas del tiempo presente y la necesidad imperiosa de una idea prospectiva sobre los pilares fundamentales bajo los cuales se edifica esta profesión» (Serafín, 2004: 16). Por este hecho, la FIAS/FITS da cuenta de los dilemas éticos a que estos pro- fesionales se enfrentan y les pide que tomen decisiones éticamente informadas. Cabe señalar que existen valores y principios que parecen consensuales, como es el caso de los «derechos humanos y la dignidad humana» y la «justicia social». En el caso de las personas mayores, se espera que las/los trabajadores sociales aboguen por eliminar la discriminación social, como es el caso del edadismo. El modo de hacerlo, sin embargo, puede adoptar diversas formas, como se refleja en Payne (2002) y Amaro (2008).
Mostrar mais

23 Ler mais

Rev. katálysis  vol.10 número2

Rev. katálysis vol.10 número2

Considerando las distintas instituciones, la mayor confianza es suscitada por aquellas que vehiculizan políticas sociales universalistas, lo que se acrecienta en las posiciones sociales más adversas. En el extre- mo opuesto, los órganos de gobierno, las instituciones legislativas y los partidos políticos son los que menos confianza generan, con independencia de la edad y el sector social de pertenencia. Pese a la marcada desconfianza en las instituciones políticas, encontra- mos que la mayoría de los entrevistados asume una posición activa frente al voto, como mecanismo de elección de autoridades. La minoría que no participa a través del voto, pertenece a los sectores menos favorecidos, lo cual revelaría que son aquellos sectores a quienes la democracia no les ha resultado eficaz en cuanto a posibilidades de estabilidad y calidad de la inserción ocupacional, y al concomitante capital cultural. Estas observaciones que se desprenden de los datos numéricos, a nuestro enten- der poseen mayor relevancia cualitativa en tanto que aportan a explicar la compleja vinculación entre los sectores que siendo de hecho excluidos de la ciudadanía – o que pueden ser considerados como ‘ciudadanos incompletos’ (QUIROGA, 1998) – son objeto de políticas clientelares desde donde construyen su supervivencia y las relaciones con las instituciones supuestamente garantes de la ciudadanía.
Mostrar mais

9 Ler mais

Psicol. Esc. Educ.  vol.20 número3

Psicol. Esc. Educ. vol.20 número3

A pesar de la inexistencia de estudios que den cuen- ta de la construcción y gestión del conocimiento emocional mapuche, sostenemos la hipótesis de la existencia de ca- tegorías de conocimientos emocionales propias, presentes entre los estudiantes de origen mapuche en el medio esco- lar. Puesto que, los autores Quilaqueo y Quintriqueo (2010) señalan que “Los saberes educativos mapuches vitales, uti- lizados por las familias en la formación de sus hijos, siguen vigentes entre las familias de comunidades de La Araucanía. Dichos saberes se sustentan en métodos de formación de personas y principios propios que los regulan” (p. 337). Se- gún estos autores, la acción educativa que integra las distin- tas categorías de saber emocional se denomina kimeltuwün. El kimeltuwün reiere al proceso educativo mapuche que aborda aspectos que revelan quiénes aprenden, cómo y qué se enseña considerando la edad del aprendiz. Es así como dicha acción educativa está contextualiza a los contenidos de aprendizaje del medio natural, social y cultural (especial- mente la espiritualidad) en que se sustenta el desarrollo de la familia y la comunidad (Quilaqueo & Quintriqueo, 2010). En- tre los principios educativos señalados por Quintriqueo, Qui- laqueo, Gutiérrez y Peña-Cortés (2015, p. 121), se destacan los siguientes: 1) “kümeyawalta che”, asociado a la actitud de respeto que idealmente se debe dar entre las personas de la familia y la comunidad; 2) “yamüwalta che”, asociado al reconocimiento y estima entre personas de la comunidad mapuche en general; 3) “kümerakizuamtanieael”, reiere a la necesidad de desarrollar un pensamiento requerido en la familia y la comunidad; 4) “küme che geal”, que reiere a un modelo de persona solidaria; 5) “kim che geal”, asociado a la formación de la persona sustentada en el conocimiento; 6) “kümeinayaltañizugu”, reiere a una persona que debe actuar correctamente, ser irme en una forma de pensar; 7) “ajkütualtazugu”, signiica formar una persona que se capaz de saber escuchar; y 8) “kümekegübamtayenieael”, que sig- niica ser una persona portadora del buen consejo.
Mostrar mais

10 Ler mais

Texto contexto  enferm.  vol.18 número2

Texto contexto enferm. vol.18 número2

el compromiso de su vida. Cuántos de nosotros hoy podemos mirar mejor hacia nuestro propio trabajo, porque en algún momento, también fuimos tocados por la valentía y luci- dez de la Doctora Maria Cecília. Siempre es poco lo que se puede decir acerca del ejemplo dejado por esa admirable enfermera, profesora e investigadora. Pero, mientras hablemos sobre “Dimensiones del trabajo y de la administración en salud y Enfermería”, como es el caso del presente número de la revista Texto & Contexto, será imposible dejar de rendirle nuestro homenaje, cariño y reconocimiento.
Mostrar mais

1 Ler mais

Rev. latinoam. psicopatol. fundam.  vol.19 número1

Rev. latinoam. psicopatol. fundam. vol.19 número1

Antes de la reforma, la Casa de Menores y Escuela de Trabajo tenía un carácter de correccional basado en los modelos de reformatorios de Europa y Estados Unidos, en particular tuvieron como referente a la Colonie agricole et pénitentiaire pour les jeunes contrevenants de Mettray en Francia (creada en 1839), según se cita en la Ley 123 de 1890, “sobre casas de corrección de menores y Escuelas de Trabajo” se pretendía que “la construcción, el personal y el reglamento debían ajustarse hasta donde la situación, necesidades, costumbres y medios pecuniarios de Colombia lo permitieran” (Congreso de la República, 1890, pp. 378-379); de hecho, según Foucault, dicha colonia constituyó un prece- dente que abrió una nueva época en las tecnologías disciplinarias y de control, en tanto que concentró en un mismo espacio los modelos familiar, militar, escolar y judicial (2003, pp. 330-301).
Mostrar mais

17 Ler mais

La escuela neoliberal en Chile

La escuela neoliberal en Chile

trabajo docente 4 . Las/os profesores sufren unas pauperización ideológica y técnica. Las reformas impulsadas por el discurso tecnocrático global infiltran la docencia. En Chile, desde el año 2010, cualquier profesional de una carrera de más de 8 semestres puede hacer clases en una escuela pública, paralelo a esto se masifica la evaluación del desempeño docente, y se instala una concepción de la pedagogía basada únicamente en el trabajo en aula. Así las/os profesoras/es pasan a ser unas/os artífices de la capacitación, más que conductoras/es morales o sociales.
Mostrar mais

10 Ler mais

Escolaridade e classe social na América

Escolaridade e classe social na América

Tener el derecho de ir a la escuela en los Estados Unidos no está escrito en la Constitución. Más bien, la creación del sistema de educación pública surgió en el siglo XIX, en un esfuerzo por proporcionar oportunidades de educación a los ciudadanos. En ese momento, había una gran diferencia entre la educación recibida por los ricos y los pobres. Mientras a comienzos del siglo XIX el principal redactor de la constitución y futuro presidente, T. Jefferson, sostuvo que alguna forma de educación era importante para la supervivencia de la democracia en los EE.UU., sus propuestas eran elitistas y sexistas, pero estas propuestas eran de alto costo y con organización centralizada, disminuyendo el poder local, y esto conduce a su rechazo. Peor le debate y las propuestas para un sistema público y gratuito de escolaridad toma nuevo empuje cuando en las décadas de 1830 y 1840 Horace Mann, politico de Boston que se convirtio en Secretario para la Educacion del Estado de Massachussets, avanzó este interés y apoyo la solidificación y la estandarización de la educación, lo que también contribuye a reconocerlo como una de las figuras centrales en el establecimiento y la expansión de los sistemas de escuelas públicas de Estados Unidos.
Mostrar mais

10 Ler mais

La funcion interpretativa de la enfermera en la escuela

La funcion interpretativa de la enfermera en la escuela

La enfermera profesional fué elegida para esta función justamente porque podía salvar la laguna entre la responsabilidad del educador y lo que pueden hacer la es[r]

8 Ler mais

La sanidad en Guatemala

La sanidad en Guatemala

La Escuela de Inspectores Sanitarios, en la que han estudiado todos los que en la actualidad se encuentran prestando servicio, tanto en esta capital como en los de[r]

4 Ler mais

Interacción social: influencia en el desarrollo  y linguístico

Interacción social: influencia en el desarrollo y linguístico

El propósito de este trabajo es mostrar las distintas consideraciones realizadas respecto de la importancia de la interacción social en el desarrollo representacional en general, y espe[r]

6 Ler mais

Educ. Soc.  vol.35 número127 v35n127a10

Educ. Soc. vol.35 número127 v35n127a10

La conmemoración del primer Bicentenario como Nación, que tuvo lugar el 25 de mayo del 2010, brindó el marco preciso para revisar e interrogar (nos) acerca de qué modelo de país – y de sociedad – estamos construyendo por medio de la educación: qué voces han sido escuchadas a lo largo de nuestra historia, puestas en primer plano; o de qué nos hablan aquellas otras más tenues y muchas veces silen- ciadas, en esta suerte de polifonía “institucional” que se replica, pliega y despliega a lo largo de estas dos veces centenarias Nación. Si en la coyuntura presente debe- mos atribuirle una “función” a la educación, la misma tendrá necesariamente que estar ligada con la unión y con la cohesión de los pueblos; pero no solamente como metáfora de “autoconservación” sino como posibilidad de reconocimiento de aquel otro sujeto que me interpela; y en donde su mirada, entonces, se signifi ca como un llamado de responsabilidad de uno mismo para con el otro, que convoca a la acción. Como sostiene Filloux (2008, p. 151): “en el corazón de lo pedagógico es lo relacional lo que está en juego y el orden pedagógico no puede ser sino un orden de libertad, excluyente de toda violencia que perturbe el libre desarrollo del niño”.
Mostrar mais

17 Ler mais

Rev. LatinoAm. Enfermagem  vol.16 número1

Rev. LatinoAm. Enfermagem vol.16 número1

ratificar un nuevo símbolo, considerando que los rituales dieron mayor visibilidad a la nueva profesión que aspiraba reconocimiento social. Asimismo, el resultado del simbolismo de los rituales se establece en la posibilidad de proclamar la identidad profesional. Bertha Pullen en su segunda gestión como directora, continuo con el ritual de “Recepción de Tocas”, que representaba la integración efectiva de la alumna al cuerpo discentes de la escuela, simbolizando la mística de enfermería encarnada como un valor universal, a la vez de ser una estrategia de igualdad y que diferenciaba al grupo; asimismo establecía obligaciones y ventajas determinadas por pertenecer al grupo, a través del simbolismo utilizado (4) . Considerando que el ritual es un conjunto
Mostrar mais

6 Ler mais

Orden del dia provisional

Orden del dia provisional

Ampliación de la protección social en materia de salud: iniciativa conjunta de la Organización Panamericana de la.. Salud y la Organización Internacional del Trabajo SPP36/6.[r]

2 Ler mais

Show all 10000 documents...