• Nenhum resultado encontrado

Pautas mínimas para el saneamiento de las minas del Perú en lo relativo a viviendas

N/A
N/A
Protected

Academic year: 2017

Share "Pautas mínimas para el saneamiento de las minas del Perú en lo relativo a viviendas"

Copied!
8
0
0

Texto

(1)

1128

OFICINA SANITARIA PANAMERICANA INoviembre

PAUTAS MÍNIMAS

PARA EL SANEAMIENTO

DE LAS

MINAS DEL PERÚ EN LO RELATIVO

A

VIVIENDAS1

Por el Sr. EDWARD D. HOPKINS

Ingeniero Sanitario, Oficina Sanitaria Panamericana

Muchas de las soluciones ofrecidas por estas pautas mínimas distan mucho de tener el alcance que fuera de desear, pero considérase que son las más prácticas que resultan aplicables de momento a los problemas que entraña el saneamiento de las minas del Perú. Aunque los proble- mas específicos no se diferencian mucho de los de otros campamentos, sí varían bastante los factores generales. Por ejemplo, en la mayoría de los campamentos, tales como los de construcción, todo el personal primitivo, salvo contadas excepciones, permanecerá en el mismo sitio, en tanto que en las minas del Perú sucede precisamente lo contrario: las propiedades físicas son más o menos estables, en tanto que la población trabajadora cambia constantemente. He aquí el primer problema, o sean los abusos cometidos por los inquilinos. Si la pobla- ción trabajadora fuera más o menos estable, habría esperanzas de poderle enseñar a cuidar los dispositivos sanitarios necesarios, pero como cambia constantemente, resulta muy difícil, si no imposible, impartir dicha educacion. De aquí que sea necesario diseñar y construir los dispositivos sanitarios en tal forma y de tales materiales que no resulte fácil su destrucción o descompostura por las personas que los utilizan. Hay, pues, que diseñar dispositivos lo más resistentes que sea posible, teniendo muy en cuenta el abuso que de ellos se haga.

1 Para el interior de las minas, Sayers recomienda: (1) El agua para bebida procederá de una fuente segura, solicitando que el departamento de sanidad del Estado analice y apruebe el agua o el abasto. (2) Toda agua contamina o de purem desconocida se convertir& en inocua mediante la destilacidn, laebullicibn ola cloracibn. (3) Los filtros pequeños no resultan satisfactorios. (4) La distribución del agua por tuberfa es la m6s segura. (5) De utilizarse roeipienta para. llevar agua a las minas, manténganse herméticamente cerrados. con excepción de una espita o llave. (6) Utilícense fuentos higiénicas, sin que la boca de las personas toque el orificio do salida del agua. (7) El aya que los mineros llevan en baldes al interior de la mina, adolece por lo común del inconveniente de proceder de fuentes de pureza desconocida. pero exista poco peligro de propagar enfermedades, pues cada minero casi siempre 6610 bebe de su baldo. (8) Todo hielo utiliiado parn. refrigerar el agua debe fabricarse con agua destilada o aprobada por el departamento de sanidad del Estado. Sin embargo, no reviste mayor importancia la pureza del hielo cuando éste no queda, en cooixati con el agua.

Haciendo notar que la eliminaci6n impropia o descuidada de las inmundicias en el interior de las minas fomenta 18 propagaei6n do afecciones intestinales, y que en la mayorfa de las minas no puede utilizarse el arrastre hidr&ulico, el mismo autor recomienda el empleo de latones herméticos y a prueba de animales, desinfectando los recipientes con sosa cbustica, cresol, tricresol. o desinfectantes semejantes. Las letrinas deben quedar bien situadas, estar bien iluminadas. manteniendo limpios los alrededores. En muchas minne han resultado satisfactorios los carros-letrinas. Todo sistema de eliminacibn de agua8 negras requiere cuidado constante, y dehe quedar a cargo de un individuo. Todas las minas deben contar con suficientes letrinas higiénicas y cómodas.

(2)

19411 PERÚ

1129

La principal función de todo Gobierno consiste en la conservación de sus reservas de vidas humanas, sin que pueda evadir esta responsabilidad ningún país que desee figurar en la lista de naciones progresistas y previsoras. Esto nos lleva al punto del saneamiento ambiental para los trabajadores de las minas del Perú, y a la urgente necesidad de que el Gobierno dicte y haga cumplir reglamentos encaminados a lograr condiciones más higiénicas de vida para los mineros y familias de éstos.

La morbidad por tuberculosis y otras enfermedades de las vías respira- torias es muy elevada en el medio minero, y es muy probable que en la propagación de esas afecciones la falta de saneamiento ambiental desempeñe papel tan importante como las condiciones de trabajo en las minas. No puede esperarse una morbidad tuberculosa baja en donde de 8 a 10 personas viven, duermen y comen en una habitación de menos de 60 m3, a menudo sin ninguna ventilación, con excepción de la facilitada por una puerta. Estas condiciones constituyen por desgracia la regla general, más bien que las excepciones.

En las siguientes pautas mínimas se ha tomado en consideración el hecho de que la mayoría de las minas del Perú quedan en sitios altos, en donde la temperatura es baja la mayor parte del tiempo, y el mero abrigo de las inclemencias del clima constituye la consideración principal. Ademas, hay que recordar que en esas minas la ma.yoría de los materiales de construcción resultan muy caros, y las pautas deben ser consideradas como un verdadero mínimum, no el ideal, ni lo mejor que debíaesperarse.

PAUTAS MÍNIMAS

Abasto de agua potable.-Todos los campos mineros contaran con un abasto adecuado de agua potable segura. Por “abasto adecuado” se sobrentiende no menos de 50 lt diarios por persona,2 calculados a base del promedio mensual de ocupación del campo dado. La distancia de la habitación más lejana a la fuente de agua potable más cercana no excederá de 100 m. El agua potable segura cumplirá o excederá en todo tiempo las siguientes pautas mínimas de seguridad:

Desde--el punto de vista bacteriol6gico, el agua debe estar en todo tiempo exenta de bacterias patógenas, y de todas las muestras de 10 ce analizadas, no mas de 10% revelaran bacterias coliaer6genas.

Con referencia a las características físicas, el agua sera siempre límpida y se conformar6 a a las siguientes pautas mínimas:

La turbides no excede& de 10 puntos de la escala de sflice. El color no exceder6 de 20 puntos según la escala de cobalto.

El agua carecerá, de todo olor notable, y resultará agradable al paladar. Químicamente, el agua no contendra jan& ninguno de los siguientes metales o compuestos en exceso de las cantidades mencionadas a continuación:

Plomo (Pb).-No m& de 0.1 p.p.m. Cobre (Cu).-No más de 0.2 p.p.m. Zinc (Zn).-No m8s de 5 p.p.m. Sullatos (SO&-No m& de 250 p.p.m.

(3)

1130

OFICINA SANITARIA PANAMERICANA [Noviembre

Magnesio (Mg).-No m& de 100 p.p.m. S6lidos totales.-No mh de 1,000 p.p.m. Cloro (W-No mbs de 250 p.p.m. Hierro (Fe).-No m& de 0.3 p.p.m.

Las compañías se encargaran de verificar los análisis bacteriológicos y químicos del agua de bebida utilizada en los campamentos. Los químicos se realizarán por lo menos una vez al año, y los bacteriol6gicos por lo menos una vez al mes. Los resultados de esas pruebas, así como la fecha y hora en que se obtuvo la muestra, y fecha y hora en que se realizaron los ensayos de laboratorio, permane- cerán en las oficinas de las compañfas respectivas, de manera que los inspectores del departamento de sanidad puedan examinarlos en cualquier momento.

Eliminación de las deyecciones.-Todos los campamentos mineros contarán con una instalación adecuada para la eliminación de las deyecciones. Por ade- cuada se sobrentiende que comprender8 un asiento de letrina por cada 20 traba- jadores en el campamento, y un carro o caja letrina por cada 10 sujetos en las minas, y uno o m& retretes aislados para mujeres, a razón de uno por cada 15, basando el cálculo en el número de trabajadores casados que aparezcan en la lista de raya.

Se utilizaran los siguientes tipos mínimos de letrinas, en orden de preferencia: El arrastre hidráulico de los excrementos, con depósito para el agua y taza constituye, desde luego, el tipo mejor y m& conveniente, pero como dicha instala- ci6n es facil de destruir, 6610 se recomienda para aquellos sitios en que pueda instalarse en casas individuales, en donde determinadas personas se encarga& del cuidado y mantenimiento.

El arrastre hidráulico de los excrementos humanos con canal de hormigón, conocido con el nombre de tipo Morochocha, constituye el mínimo permisible para el arrastre hidnfulico de las deyecciones humanas.

Cuando no se dispone de arrastre hidráulico y hay que acarrear excrementos secos, debe utilfzarse la letrina con tapa y elevador de hormigón que aparece en el grabado.

No se permitirá que las aguas negras no tratadas descarguen en ninguna co- rriente de agua, arroyo o río. El tratamiento mfnimo consistirá por lo menos en la sedimentación mediante el llamado generalmente tanque séptico. En los grabados aparecen distintos tipos de dichos tanques con las dimensiones mfnimas, de acuerdo con el mímero de personas que van a utilizarlos. Cuando el factor de dilución de la corriente receptora es pequeño en comparación con la cantidad de aguas negras que recibe, ademas de la sedimentación o tratamiento primario debe utilizárse la oxidación o tratamiento secundario. El residuo de los procesos de sedimentación no se descargará en ninguna corriente de agua, arroyo o rfo.

La habitación más lejana de un campamento minero no quedará a más de 1,000 m de la letrina más pr6xima.a

Baños.-Todos los campamentos mineros que empleen 100 personas o m&s contarán con baños, de acuerdo con la siguiente escala:

De 100 a 200 trabajadores: por lo menos una casa de baños con 10 regaderas. De 200 a 500 trabajadores: por lo menos dos casas de bafios con 10 regaderas cada una, o de permitirlo las distancias, una casa de baños con 20 regaderas.

De 500 a 1,000 trabajadores: por lo menos tres casas de baños con 10 regaderas cada una, o de permitirlo las distancias, una con 10 regaderas y otra con 20.

De 1,000 a 2,000 trabajadores: por lo menos cuatro casas de baños con 10 rega- deras cada una, o de permitirlo las distancias, dos con 20 regaderas cada una.

(4)

De 2,000 a 5,000 trabajadores: por lo menos cinco casas de baños con 10 rega- deras cada una, o de permitirlo las distancias, dos con 20 regaderas cada una y una con 10.

Todas las casas de baños permanecerán abiertas para uso de los obreros por lo

menos ocho horas diarias, distribuyendo esas horas de manera que correspondan a los períodos de descanso de todas las cuadrillas.

Todas las casas de baños contarán con agua corriente, fría y caliente.

La habitación más lejana no quedará a mas de 2,000 m de la casa de baños más prúxima.4

(5)

1132

OFICINA SANITARIA PANAMERICANA [NCW-ieDlbre

No se facilitarán toallas en las casas de baños, amenos que se cuente con insta- laciones para el lavado y esterilización de las mismas.

Todas las casas de baños se mantendrán limpias, y el encargado de ellas llevar& en un libro encuadernado un registro diario del número, sexo y edad de todos los bañistas.

(6)

19411 PERÚ

1133

ocasione molestias en el campamento ni contamine ninguna corriente de agua o río. Siempre que sea posible, recomiéndase la incineración o entierro de los desperdicios.

Desagües.-Todos los campamentos mineros contaran con desagües adecuados y eficaces. Por adecuados y eficaces se sobrentiende que toda agua, ya de lluvias o de nieve derretida, será llevada por zanjas o tuberías de suficiente capacidad

E D. ,WPXlti

a alguna corriente natural de agua. Las casas se localizarán y proteger& en tal forma que el agua de las lluvias o de la nieve derretida no forme corrientes que pasen por ellas o las empapen. Las casas construidas en las laderas de colinas quedarán protegidas con zanjas adecuadas que pasen mas arriba de las habita- ciones. El desagüe que queda debajo de los pisos de las casas es en particular deficiente, y no cumple con estos requisitos.

(7)

1134

OFICINA SANITARIA PANAMERICANA INoviembre

de las colinas para protegerlas de los elementos, se proveer& zanjas en la parte superior de la colina para evitar inundaciones.

Viviendas.-Todos los campamentos mineros en que la ley exige casas para los obreros, contarán con un número adecuado de habitaciones bien construidas, bien ventiladas y bien desaguadas, de acuerdo con la siguiente escala:

No se considerará que llene los requisitos anteriores ninguna habitación con menos de 50 m3 de espacio interior.

No se considerará como bien ventilada ninguna habitación la extensi6n de cuyas aberturas sea menor de 0.1% del area del piso. Todos los cuartos contarán por lo menos con una ventana y una puerta. No se considerará como bien ven- tilada ninguna habitación interior que no cuente con alguna abertura en el techo. Ningún obrero casado, con esposa o familia, será asignado a una casa de menos de 50 rn8, ni dos hombres casados, con esposas o familias, a una sola casa, a menos que el volumen exceda de 100 ms y el Brea del piso no sea menor de 45 m*.

Tratandose de solteros, no se asignarán mas de tres a una casa de 50 m3, y para cada obrero adicional se asignará un área de 5 m* y un volumen por lo menos de 15 m*.

Generalidades.-Todos los campamentos mineros serán mantenidos lo mas exentos posible de basuras y desperdicios, y las compañías facilitaran obreros para retirar los excrementos humanos de las aceras o caminos del campamento, tratando dichos sitios, después de retirar las deyecciones, con cal o bórax para evitar la cría de moscas.

Todas las escuelas, iglesias y otros sitios de reunión contaran con llaves espe- ciales de agua potable y letrinas para varones y mujeres.

EspCrase que el inquilino de cada habitación mantenga también limpio e higiénico todo el terreno adyacente, y las compañías dictarán los reglamentos del caso, colocándolos en sitios prominentes por todo el campamento.

Las compañías emplearán o designarán a personas determinadas, que se encar- garán de retirar todo excremento humano de todas partes de la mina. Los sitios en que se hayan depositado y quitado excrementos humanos, serán tratados inmediatamente con algbn desodorizante.

Las casas con pisos de tierra no son higiénicas, y aunque no quedan especihca- mente prohibidas, su existencia debe considerarse como prueba de muy poca cooperación de parte de las compañías que permiten su uso.

MINIMUM HYGIENIC REQUIREMENTS FOR PERUVIAN MINERS’

HQUSING

(8)

18411 TUBERCULINORRBACCIONES

1135

and provided with cold and-hot running water, but not with towels unless there is provision for sterilization; and no house to be more than 2,000 m from the nearest bath-house; Waste disposal, every camp of 500 workers or more to have a waste collection system, collecting at least twice a week, or if possible, daily, and waste and garbage to be disposed of without creating a nuisance, preferably by burning or burial; Drainage, al1 camps to have adequate drainage of surface water; Hous- ing, al1 mining camps in which workers’ housing is required by law, must have an adequate number of well-constructed, well-ventilated, and well-drained houses, none with less then 50 m3 interior space, nor with openings of less than 0.1% of the floor area, al1 to have at least one window and a door, and an interior dwelling to have an opening in the roof; no married worker with family to be assigned to a house of less than 50 m3, and no more than three single men to a house of the same siee; and, General Sanitation, camps to be maintained in a state of cleanliness, as free as possible from refuse and human wastes, al1 schools, churches, and other meeting places to have water supplies and latrines, inhabitants to keep the premises around their houses clean, and the mine company is to furnish or assign persons to assist in maintaining this general sanitation.

ESTUDIO COMPARADO DE LA PRUEBA TUBER- CULÍNICA EN PARCHE Y DE LA PRUEBA DE

MANTOUX, EN LA RAZA INDIA

Por el Dr. ALBERTO DI NEPI

Jefe. de la Sección de Lucha Antituberculosa de la Dirección General de Sanidad

Pública de Guatemala

Varios autores han investigado recientemente el valor de la prueba tuberculínica en parche de Vollmer, en comparación con la clásica prueba intradérmica de Mantoux. Los trabajos hechos hasta ahora sobre este argumento fueron practicados en individuos de raza blanca. Debido al fuerte porcentaje de indios entre la población de Guatemala,

me pareció interesante repetir dichas investigaciones en la raza india, pues tratándose de una reacción cutánea, hay que tener en cuenta la posibilidad de que la pigmentación de la epidermis de los indios afecte la reacción y que, por consecuencia, el valor de la prueba difiera en las razas india y blanca.

Material J método.-El material para la prueba tuberculfnica en parche, pro- porcionado por la casa Lederle, es preparado de la manera siguiente: “Se satura un papel filtro con tuberculina cultivada en un medio sintético, el papel se seca, se corta en cuadritos (1 x 1 c-m), luego se colocan dos cuadritos en los extremos de una tira de esparadrapo de 2.5 x 7.5 cm. En el medio de estos cuadros se coloca un tercero (testigo) del mismo tamaño, que consiste en papel filtro saturado con caldo glicerinado. La humedad natural de la piel (transpiraci6n insensible) disuelve la tuberculina y se absorbe lo suficiente para acusar reacción cutánea confiable.”

Referências

Documentos relacionados

El sistema de montaje de los productos funciona de acuerdo con el orden creciente de los números indicados en el dibujo.. hasta la conclusión

El sistema de montaje de los productos funciona de acuerdo con el orden creciente de los números indicados en el dibujo.. hasta la conclusión

4.7.4 - Não havendo pelo menos 3 (três) ofertas nas condições definidas no inciso anterior, poderão os licitantes das melhores propostas, até o máximo de 3 (três), oferecer novos

• A partir del momento en el que el suelo tiene agua almacenada, las plantas localiza- das en las parcelas con cover-crop sembrado consumen agua hasta cerca de los 3,00 m

El sistema de montaje de los productos funciona de acuerdo con el orden creciente de los números indicados en el dibujo.. hasta la conclusión

Devido à sua temática, a obra de Maquiavel também suscitou a reação de alguns titulares do Poder, como napoleão, que comentou, criticando e elogiando, O

A estrutura de documento proposta neste trabalho procura oferecer elementos suficientes para representar um diagrama EHDM bem como permitir que sejam inseridos textos

1ª Etapa: prova de conhecimento em educação e formação humana e em língua portuguesa, visando à verificação de conhecimentos relacionados à área com base