SIMPÓSIO: RESILIÊNCIA, AVALIAÇÃO E AÇÕES DE PROTEÇÃO EM SAÚDE: ESTUDOS COM POPULAÇÃO BRASILEIRA

In document Atitudes dos estudantes de ensino superior quanto à sua relação com o médico (Page 51-54)

Podemos decir de manera general que, junto 2 Recomiendo ver la película No conoces a Jack que trata

el caso del conocido “Doctor muerte” que ayudaba a sus pacientes a morir.

con el nacimiento de la biología y todos los descubrimientos que se han llevado a cabo a lo largo de la historia en dicha ciencia, se ha puesto de manifiesto el deseo del ser humano por conocer más acerca de su “naturaleza”, de descubrirse tal como es físicamente y con ello dar explicación, respuesta y fin a enferme- dades, patologías, síndromes, etc. En el siglo XIX Mendel, gracias a sus experimentos, nos mostraba cuáles eran las leyes que rigen a la genética y con ello abría un campo de estudio hasta hoy inconcluso: el de la manipulación genética.

En el siglo XX el mundo científico nos maravi- lló al mostrar los resultados y alcances del lla- mado Proyecto del Genoma Humano (PGH) y gracias a él se empezaron a dar las discusiones de tipo jurídico, ético y social de dicha prácti- ca. Gracias al PGH, seríamos capaces de iden- tificar los genes que originan las enfermedades, modificarlos y con ello mejorar nuestra espe- cie. Veamos más de cerca lo anterior.

A lo largo de la historia, y basados en la co- nocida ley pronunciada por Darwin sobre la subsistencia del más fuerte sobre el más débil, hemos tenido como especie comportamientos que mostraban la importancia de perfeccio- nar nuestra especie, o en todo caso, eliminar a quienes podían hacerla más débil. Así, pode- mos recordar prácticas tales como las que su- cedían en la antigua Grecia, en donde se tenía por costumbre abandonar a los bebés que na- cían enfermos o débiles a las afueras de la polis de Esparta para que murieran. Podemos ver entonces que la práctica de querer una raza mejor no es un asunto nuevo, pero ¿hasta dón- de llega esta consideración?

Hoy en día, gracias a los avances en la ciencia genética y en la posibilidad actual de modifi- car los genes, se abre el debate sobre la euge- nesia, entendida esta como el mejoramiento

34

Fundación Universitaria del Área AndinaFUNDACIÓN UNIVERSITARIA DEL ÁREA ANDINA 11 34 genético de los seres humanos. Con todos los

descubrimientos que se han tenido a partir del PGH, se ha llegado a considerar que todas las características biológicas vienen de los genes, a esta postura se le conoce como reduccionismo genético; y que esas características que definen e identifican a los seres humanos son determi- nadas por los genes, a esta postura se le conoce como determinismo genético.

A partir de estas consideraciones, se llega a de- cir entonces, que una vez conozcamos el gen exacto que determina ciertas enfermedades, podríamos tener la capacidad de modificarlo con el fin de evitar futuras manifestaciones de la patología. Hasta aquí parecería que la in- dustria genética puede ayudarnos, pues ¿quién de nosotros desea padecer una enfermedad si podemos adelantarnos a la misma y evitar que la padezcamos? A la hora de tener un hijo ¿no desearíamos que el nuevo ser venga con una muy buena salud y evitarle cualquier tipo de sufrimiento en este aspecto? Ahora bien, ¿qué pasaría si el uso de la manipulación genética se extiende de tal manera que no sólo podamos modificar los genes de nuestros hijos con el fin de que no padezcan de ciertas patologías, sino también para modificar su color de ojos, o de piel, o para aumentar su coeficiente intelec- tual, o para hacerlos más guapos de acuerdo al estándar de belleza actual? ¿Hay diferencias entre el primer tipo de prácticas y el segundo? Claramente sí.

Tal como lo menciona el filósofo Peter Singer, estamos a puertas de entrar a compras en un gran “supermercado genético”. Se nos abre la posibilidad de comprar las características que deseamos para las generaciones futuras. Ahora bien, ¿qué peligros acarrea esta posibilidad? La discusión en torno a la manipulación genética en términos éticos nos muestra que no puede ser considerado ciertas características huma- nos como mejores, o más deseables que otras si

estas no corresponden con la dignidad huma- na, es decir, la ayuda para cura o prevención de enfermedades efectivamente nos permitiría tener una mejor calidad de vida y afianzar el respeto por la dignidad humana, caso contra- rio a desear características especiales, como los ojos, piel, intelecto, altura, peso, contextura, etc., que efectivamente no corresponden a la dignidad humana. Lo anterior porque de ser así, se estaría acabando con una de las caracte- rísticas fundamentales de la raza humana, que es su diversidad, y a la vez, que se estaría yen- do en contravía de los derechos fundamentales que afirman que todos los seres humanos, sin excepción, somos iguales, independientemente de la raza, color, sexo, etc.

De esta manera entes internacionales como la Unesco se han pronunciado a parir de este fenómeno. El 11 de noviembre de 1997 la Unesco proclamó la Declaración Universal sobre el Genoma Humano y los Derechos Hu- manos y el 16 de octubre de 2003 proclamó la Declaración Internacional sobre los Datos Genéticos Humanos3. En estas dos declaracio-

nes la Unesco afirma que ningún ser humano puede ser discriminado en virtud de sus datos genéticos, y que estos son de propiedad priva- da y no pueden ser divulgados o dados a co- nocer sin previo consentimiento por parte del sujeto. De acuerdo con lo anterior, las prácti- cas que se aceptan internacionalmente para el uso de la práctica de la manipulación genética son: determinación criminalística, pruebas de paternidad, prácticas terapéuticas, estudios so- bre posibles enfermedades, prevención de en- fermedades y nunca como un mecanismo de discriminación, o creación de súper-hombres. 3 Para consultar las dos declaraciones puede

direccionarse a: http://portal.unesco.org/es/ev.php- URL_ID=13177&URL_DO=DO_TOPIC&URL_ SECTION=201.html http://portal.unesco.org/es/ ev.php-URL_ID=17720&URL_DO=DO_TOPIC&URL_ SECTION=201.html

35

Fundación Universitaria del Área AndinaFUNDACIÓN UNIVERSITARIA DEL ÁREA ANDINA 12 35 Ahora bien, se debe decir que la manipulación

genética no se refiere únicamente a la mani- pulación de la información genética en seres humanos, sino también hace referencia a la manipulación que se ha hecho de otras formas de vida como animales no humanos e inclu- so vegetales y plantas, creando de esta manera animales no humanos con unas capacidades y contexturas excepcionales, cruces de razas y especies y manipulación por ejemplo de los ali- mentos que consumimos. Ahora ¿qué opinión tiene al respecto de esto? ¿Por qué los animales deben ser sujetos de este tipo de experimen- tación? ¿No les parece que los alimentos mo- dificados genéticamente traen consecuencias a largo plazo? o ¿son una solución viable para el problema del hambre en el mundo?

Junto con el uso y manipulación de la infor- mación genética, se encuentra de la mano la discusión acerca de la práctica de la clonación, que veremos a continuación. Como podrás no- tar los argumentos son similares y correspon- den con los límites de dichas prácticas con el fin de evitar usos indebidos de las mismas.

La clonación

En términos generales, se puede establecer que la clonación es el proceso por medio del cual se pueden conseguir de manera asexual copias idénticas de un organismo o célula ya desarro- llado. La posibilidad de clonar se planteó con el descubrimiento del ADN, gracias a dicho avance se pudo entender mejor la manera en que está estructurado un ser vivo.

Recordemos rápidamente que todo ser vivo está compuesto de miles de millones de células, cada una con funciones diferentes, pero con un aspecto común importantísimo: en su nú- cleo, todas y cada una de las células contiene la cadena de cómo está organizado y compuesto dicho ser vivo. Esta cadena es el ADN. Lo an-

terior es así porque todas las células provienen de la división de la primera célula, o embrión celular llamada cigoto. A su vez, esta primera célula es producto de la unión de las dos cé- lulas reproductivas; óvulo y espermatozoide, cada una de las cuales aporta a mitad de la información genética que va a tener la nueva célula o cigoto. De esta manera, el cigoto tie- ne toda la información genética del nuevo ser, posteriormente va dividiéndose hasta formar de manera total el nuevo organismo.

Ahora bien, para el caso que estamos analizan- do, dado que la clonación consiste en una re- producción asexual (ya que se desea una copia idéntica del organismo, y una reproducción sexual implica la unión de dos células con dife- rentes informaciones), de lo que se trata es de tomar una célula de un organismo, cualquier célula, ya que todas tienen la misma informa- ción genética y reprogramas dicha célula para que empiece el programa embrionario.

Toda esta técnica, que años atrás se hubiera creído de ciencia ficción, salió públicamente a la luz en el año de 1996 y nace la conocida ove- ja Dolly, el primer mamífero clonado a partir de una célula adulta. Gracias a este avance y a pesar de las complicaciones que tuvo Dolly a lo largo de su vida (la sacrifican en 2003 debi- do a una enfermedad pulmonar progresiva) se mostró la posibilidad de clonar seres idénticos. ¿Incluso clonar seres humanos?

Aquí es importante diferenciar los fines de la clo- nación: una cosa es la clonación reproductiva y otra muy diferente la reproducción terapéutica. En cuanto a la primera existe un rechazo gene- ral a la idea de clonar seres humanos idénticos, e incluso de continuar con la clonación de ani- males no humanos debido a las complicaciones, enfermedades y malformaciones que sufren los animales de experimentación.

36

Fundación Universitaria del Área AndinaFUNDACIÓN UNIVERSITARIA DEL ÁREA ANDINA 13 36 Si recordamos el argumento anterior en cuanto a los límites de la manipulación genética, también

en el caso de la clonación debemos considerar que el hecho de que se piense con fines repro- ductivos va en contra de los derechos fundamentales. Ya en el 2005 los ONU se pronunciaba al respecto al hacer pública la Declaración de las Naciones Unidas sobre la Clonación Humana4, en

donde se especifica que esta práctica está permitida únicamente con fines terapéuticos y nunca reproductivos en la especie humana.

La clonación con fines terapéuticos afirma que algunos de los usos permitidos son la obtención de cultivos de tejidos, transferencias de núcleo de las células, fecundación in vitro y todos los trata- mientos con células madre de origen no embrionario. Veamos los siguientes esquemas5 para tener

una mejor comprensión de los fines de la reproducción terapéutica:

4 Para consultar la Declaración puede direccionarse a: http://biblio.juridicas.unam.mx/libros/5/2290/21.pdf 5 Imágenes tomadas de: http://www.unav.es/cryf/clonacion.html

Célula somática Transferencia nuclear Óvulo Zigoto 1. Generar por clonación un embrión idéntico a la persona enferma. 2. Destruir el embrión en fase de blastocitos y obtener las células madre.

3. Diferenciar las células madre al tipo celular que interese (p. ej. Neuronas). 4. Introducir las células

diferenciadas del paciente.

Blastocito 6 días

Ectodermo

Cultivo de células madre embrionarias

37

Fundación Universitaria del Área AndinaFUNDACIÓN UNIVERSITARIA DEL ÁREA ANDINA 14 37 Con todo lo anterior podemos ver cómo a partir de los avances científicos y médicos de los últimos

años se han puesto límites a sus prácticas, teniendo siempre como referencia el bienestar de la vida humana, su dignidad y respeto por los derechos fundamentales que, recordemos son universales e inalienables.

Por último, se debe tener presente que, como ya se dijo, estas prácticas fueron abordadas aquí desde la perspectiva de la especie humana, pero ¿qué pasa con las demás especies? ¿Los demás animales sí deberían ser utilizados para este tipo de experimentaciones? ¿Tienen menos derechos a la dignidad que los seres humanos? En la siguiente unidad abordaremos estos temas.

1. Obtener células madre del enfermo.

3. Introducir las células diferenciadas al enfermo.

2. Diferenciar las células madre al tipo celular que interese (p. ej. Neuronas)

Ectodermo Cultivo de células

madre de adulto

38

Fundación Universitaria del Área Andina 38

4

UNIDAD

Nuevos enfoques de la

In document Atitudes dos estudantes de ensino superior quanto à sua relação com o médico (Page 51-54)

Outline

Related documents